Imprimir esta página

Yoga

Valora este artículo
(1 Voto)

Seguramente habrás oído hablar antes del yoga. ¿Quién no tiene un amigo, un familiar o conocido que asista a clases de yoga? 

 

 Hola amigos y amigas de Revista imagen hoy les voy hablar un poco sobre lo que es el "YOGA" y contarles que  solamente en México hay 21 millones de personas que hacen yoga de manera habitual. Un dato sorprendente si tenemos en cuenta las diferencias tan grandes que existen entre estas dos culturas. India es una nación antigua, con una tradición profundamente espiritual que todo lo impregna y nuestro país ha pasado por diferentes etapas de adaptación para su desarrollo holístico.

 

En México también estamos viviendo una auténtica fiebre por el yoga. El número de practicantes crece año tras año, miles de personas se forman como profesores y se ofrecen clases en diferentes estilos de esta practica en  gimnasios y en espacios como un yoga studio, incluso en club deportivos.

 

 

Pero si tú no eres uno de esos practicantes convencidos, tal vez pienses que el yoga consiste en una serie de posturas, contorsiones y equilibrios imposibles, solo apto para gimnastas o para personas con una anatomía prodigiosa. Nada más lejos de la realidad. El yoga al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, no es sólo la práctica de ejercicios asanas, la postura del loto, parado de cabeza y la meditación. El yoga, en su conjunto, es mucho más que eso, es una forma de vida. 

 

Hay numerosos caminos que llevan a la verdadera compresión de lo que es Yoga, pero el Yoga sólo es uno, y sólo tiene un objetivo final: la unión de las tres partes del ser humano, cuerpo, mente y espiritu, y su unión con el universo que nos rodea. Para ello el trayecto puede ser largo o corto, puede iniciarse con las asanas, puede convertirse en una obsesión o practicarse de forma completamente libre sin reglas ni normas. El yoga es muy amplio y muy profundo, cada cual lo vive a su manera y puede aprovechar de él lo que le llegue y descartar lo que no le interese. 

 

El yoga no es selectivo, todo lo contrario, busca la unidad, empezando por la de uno mismo, por lo tanto cualquiera lo puede practicar.  El yoga es una disciplina milenaria, una ciencia antigua de la que todos podemos beneficiarnos, sin importar la edad o condición física.

Por eso, te quiero compartir  5 razones por las que podrías considerar a  empezar a hacer yoga hoy mismo:

 

El yoga se adapta a cualquier persona, también a ti.
El yoga se adapta a ti y no tú al yoga. Existen cientos de posturas distintas y tantas posibilidades y variantes, tomando en cuenta tu nivel y capacidad física. Aunque una postura parezca imposible a primera impresión, siempre hay posibles apoyos como blocks, cinturones, ligas, etc.,  para facilitar su ejecución, es posible adecuar variantes o incluso sustituirla por otra postura con la que se obtenga un efecto similar. 

 

El yoga te pone en forma.
El yoga mejora la condición física general. Aumenta la flexibilidad en músculos y articulaciones, fortalece toda la musculatura corporal, aumenta la densidad ósea y la capacidad respiratoria. Estos resultados se consiguen a través de una práctica respetuosa con el propio cuerpo, que no lo fuerza ni lo daña, si no que lo escucha y lo sana.

 

 

El yoga te cuida por dentro.
Mediante las posturas que adoptamos al practicar yoga, se producen contracciones y estiramientos en los músculos, presiones en los órganos y glándulas, que masajean y estimulan su correcto funcionamiento.                                                                                               

 

 El yoga te ayuda a que conozcas tu cuerpo.
Es un camino hacia  el auto conocimiento.  Con la práctica atenta y consciente del yoga aprendes a observar y escuchar tu cuerpo. Al comienzo observas tu postura, tu alineamiento, qué parte del cuerpo se está estirando. Comienzas a escuchar más profundamente, puedes notar los movimientos intestinales, o sentir el latido de tu corazón con más fuerza. Después observas tus procesos mentales, ideas, pensamientos, recuerdos; todo un torbellino de palabras que desfila atropelladamente por tu mente sin apenas ser consciente de ello.

 

 El yoga reduce el estrés y te ayuda a encontrar calma en tu vida.
Resulta difícil encontrar un momento de descanso e interiorización en nuestras apretadas agendas, repletas de quehaceres, obligaciones y compromisos. El yoga nos brinda la oportunidad de encontrar ese tiempo, y buscar el espacio interior de calma y recogimiento que nos dará fortaleza y seguridad. Los beneficios a nivel psicológico que nos da la práctica regular de yoga son muchos, estos son solo algunos de ellos: serena la mente, ayuda a superar el estrés, la ansiedad y la depresión; mejora el humor, reduce la ira y aumenta la autoestima.

 

La práctica del yoga busca la transformación completa del ser: física, emocional y mental. El yoga es más que movimiento, es una práctica espiritual.

 

El yoga te va a cambiar la vida, te va a transformar como ser humano. Eso es lo que el yoga significa para mí, la transformación que me fue pasando en el transcurso de toda mi experiencia, en todo mi proceso tanto como alumna y hoy en día como maestra.

 

Hari Bol Prema Karuna.

 

Para cualquier duda pueden escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.