Entrevista a Heriberto Villicaña Salazar

He estado sentada pensando cómo empezar esta introducción de la entrevista al Heri...

Bueno, empiezo así:

Lo recuerdo perfecto en su “bocho” azul con blanco, 

un niño hermoso (A mí se me hacía muy bonito) pero decían era tremendo. Y yo por su cara tan linda, me parecía que exageraban.

Acabo de terminar de leer el libro "LA RED, RESCATE DE UN HIJO SIN FUTURO". Me dejó sin palabras, les platico que mi género de películas son las de suspenso-terror, bueno pues lean el libro para que me entiendan, encontrarán eso ¡Y más!

Me metí a vivir a la casa de los Villicaña por un día (Tiempo que me llevó leer este libro), literalmente como una serie que te pica, así me tuvo este libro... por haber vivido mi infancia y adolescencia junto a un hermano con la enfermedad de las drogas, podía más o menos entender este sufrimiento, pero este libro relata el terror y sufrimiento de toda una familia a expensas de un enfermo, o poseído (En mi muy particular percepción).

Yo no soy psicóloga ni mucho menos, pero aparte de una enfermedad que le detectaron en su cerebro, yo puedo ver una fuerza que lo dominaba a hacer maldades aún sin estar enojado, algo había ahí que se apoderaba de él.

Fue hasta que en su tercer año de prepa él dijo “HASTA AQUÍ“ y harto de esa vida solito (Cosa que a mi más me impresionó fue su determinación) se encerró por un año en su cuarto, dedicándose hacer ejercicio y a sacar fuera todo lo malo que estaba incrustado en su alma y cuerpo, dijo “BASTA” y poco a poco ¡Fue quedando libre!

Con la determinación que lo caracteriza y en contra de todo pronóstico se recibió de contador público en la UP de Guadalajara. Hoy es un empresario exitoso dueño de un restaurant “El Rincón Mochiteco” en la ciudad de Guadalajara; decide escribir este libro para poder demostrar que con el AMOR todo se puede.

¿Qué me queda a mí, Beatriz?

Eso precisamente, como ver que con ese amor tan grande de sus padres hacia él, fue lo que llevó al Heri a detener ese camino de muerte. También me queda la  enseñanza de jamás juzgar a los padres por la educación que les dan a sus hijos, solo ellos sabían por lo que estaba pasando.

1.-¿Por qué el título del libro?

El libro se llama “LA RED, rescate de un hijo sin futuro” porque en el texto hacemos mucho mención la palabra RED que son las estrategias que tomaron mis padres y toda la gente que estuvieron involucradas en ayudar aquel chamaco descarriado el cual todo mundo pensaba que iba a terminar mal.

Una cosa es el agresor y en otro muy diferente el agredido.

2.-¿Qué sientes después de leer tu libro y recordar cosas que quizás para tu ignorabas o no te dabas cuenta de la magnitud del daño que hacías?

El libro está hecho basado en muchos testimonios que me mandaron (Papás, hermanos, coordinadores, maestros, gente a quién le hice bullying, etc.) y cuando los recibí yo sabía que no me iba a ir nada bien ya que les pedí de manera muy especial que hablaran sin pelos en la lengua sobre mi persona. Cuál fue mi sorpresa que mientras leía esos testimonios se me venían las lágrimas de ver el daño y sufrimiento que mis actos habían causado y en uno de esos testimonios me describieron perfectamente bien “BASURA, ERAS UNA BASURA” y realmente así me sentí mientras leía cada testimonio.

3-¿Tú crees de verdad, que solo había algo mal en tu cerebro, o había algo más que te llevaba a actuar, aún sin estar enojado, por el solo hecho de molestar cañón?

Yo creo que son 2 cosas diferentes, una era el problema fisiológico en mi cerebro que hacía que explotara de manera muy fuerte y sin control que después de esos episodios no recordaba lo que había hecho y la segunda era que me la vivía enojado con la vida y molestaba, en muchas ocasiones, solo por molestar.  

4-¿Qué le aconsejas a los maestros de un “buleador”?

No soy un experto, pero viéndolo desde mi punto de vista, el de una persona agresora, creo que tanto el agredido como el agresor sufren, uno no puede saber qué problema puede tener o cual es el motivo por el cual un “buleador” actúa así, creo que es importante prestar atención en el “buleador” y buscar el origen del problema ya que como lo fue en mi caso, yo también tenía derecho a estudiar y ser alguien en la vida.

5-¿Qué hubiera sido de ti si tus padres hubieran puesto más mano dura en la corrección?

En mi opinión creo que la manera en la cual me educaron mis padres fue la mejor que me pudieron dar, ya que siempre estuvieron asesorados por muchas personas entre ellos especialistas y la consigna fue: Vamos a educarlo a BASE DE AMOR. En mi caso, violencia hubiera generado más violencia y el resultado en mi vida hubiera sido otro. Un punto muy importante en cuanto a la educación que me dieron mi padres, yo tenía la confianza de que cuando tuviera un problema fuerte sabía que podía confiar en ellos y que probablemente iba a tener un castigo, pero no tenía el temor de que me iban a pegar por mis actos, al contrario, iba a obtener un consejo.

En este tema de como manejaron mis padres mi situación, fue juzgados por mucha gente, a lo mejor porque no había mano más dura, lo que ellos no sabían que esa RED que tendieron mis  papás fue para ayudarme, fui muy afortunado de toda la gente que se puso la camisa y me ayudaron a darle un cambio radical a mi vida. Por eso es malo andar jugando sin saber.

6-¿Qué les puedes aconsejar a los padres con hijos así?

Como te comento no soy experto, pero en mi forma de ver las cosas por lo vivido, es que si traemos hijos al mundo hay que entrarle al toro por los cuernos a como venga, como lo fue en mi caso, porque mis papás pudieron haber tomado la decisión de meterme a un hospital psiquiátrico, meterme a la cárcel o correrme de la casa y no fue así, desde que me engendraron hasta la fecha siempre han estado a mi lado y en el tiempo difícil nunca se rindieron, nunca se cegaron cuando les decían que algo malo había hecho, nunca dijeron “mi hijo no es capaz”, al contrario, siempre investigaban a ver si era verdad, pero lo más importante es que nunca dijeron: “ES LA EDAD”, y desde muy chico empezaron a investigar cual era el origen del PROBLEMA DE MI COMPORTAMIENTO.

7-Ahora bien, ¿Qué le dices a una persona que está siendo como tú fuiste?

Lo que yo les puedo decir es que no todo es responsabilidad de nuestros padres, ya que el esfuerzo de ellos  por rescatar a su hijo que cada vez lo veían más perdido se hubiera quedado solo en eso,  un ESFUERZO. Si yo no hubiera tomado la decisión de hacer algo por mi vida, no estaría haciendo esta entrevista, probablemente ya estaría muerto o en la cárcel. Aprendí a AMARME y a entender que tenía un problema, y que no era justo para mi familia y mi entorno el daño y sufrimiento que causaba. Puse manos a la obra para luchar contra mis demonios y salir adelante.

Me considero una persona muy afortunada, ya que a pesar de tanto daño que causé tuve la suerte de pedir perdón a muchas de esas personas que en mi etapa difícil lastimé, y lo bueno es que me perdonaron. Y si a alguna persona me faltó, por este medio LES PIDO PERDÓN. El libro lo hice también como una manera de regresar un poco de lo afortunado que fui y de que de algo malo salga algo bueno y a alguien le pueda servir mi testimonio de vida.

GRACIAS A ESA RED (Papás, maestros, tíos, maestros, coordinadores, etc.) por su paciencia, cariño, amor, compromiso y sobre todo por su perdón.

Heriberto Villicaña R. y Marcela O. Salazar Hermosillo (”Chiva Wera”):

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, LOS AMO.

Atte. La ex oveja negra de la familia

Heriberto Villicaña Salazar