Juan Pablo Castañon Castañon

Juan Pablo Castañón Castañón es originario de Los Mochis, Sinaloa 

Juan Pablo Castañon Actuario por la Universidad Anáhuac y maestro en Administración de Empresas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). fue presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de 2012 a 2014 y fue reelecto en noviembre del 2014; En enero de 2016, tomó el cargo como el presidente número 20 del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y  por tercer año consecutivo, la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador Empresarial eligió a Juan Pablo Castañón Castañón para estar al frente del grupo. Su nuevo mandato inicia este 2018.

1.- ¿Qué nos puedes compartir sobre ser el representante del empresariado en nuestro país?

Es un compromiso con los empresarios de México: Coordinar la agenda de todo el sector empresarial. En cuanto a las propuestas para mejorar las condiciones económicas para que las pequeñas empresas tengan oportunidad de salir adelante, que las grandes empresas también tengan certeza jurídica. Que tengamos buenas políticas públicas en la agenda internacional y nacional, y que todo eso se traduzca en mejores condiciones de vida para las familias, para las personas. Estoy convencido de que la empresa tiene un rol central como motor de la economía, y un rol social indispensable: Crear opciones de empleo, desarrollo y bienestar para los mexicanos. La confianza que depositan en mí es un compromiso que me honra y me compromete a hacer mi mejor esfuerzo.

2.- ¿Qué significa para usted la ciudad de Los Mochis y nuestro estado de Sinaloa?

Es mi raíz, mi tierra. Ahí está mi familia, mis amigos, mis colaboradores en las empresas. Un hombre que pierde sus raíces y se olvida de donde viene, pierde su centro. A Sinaloa mis padres llegaron para tratar salir adelante y se les recibió siempre con los brazos abiertos. Salieron adelante y siempre estuvieron agradecidos y enamorados de nuestra tierra. Sinaloa y Los Mochis en particular están en el centro de mi compromiso.

2.- ¿Con relación al TLCAN que perspectiva nos deja su experiencia personal?

Estamos en medio de una negociación difícil y al mismo tiempo necesaria, donde la política juega un rol aún más importante que la técnica comercial… México es una nación que se ha transformado en los últimos 25 años. Tenemos opciones de diversificación pero siempre estaremos ligados a EE.UU. y Canada. Tenemos que hacer un esfuerzo para que la política escuche a la técnica comercial. Es toda una experiencia personal y una oportunidad de contribuir a mi país.

3.- En caso de que no se llegue a un acuerdo con los Estados Unidos ¿Qué escenarios podemos visualizar?

Diversificación de nuestros mercados de exportación. Con apoyos e incentivos a las áreas menos favorecidas para exportar a EE.UU., a fin de que puedan exportar a otros países. Además de que, dado que siempre seremos vecinos de EE.UU. y Canadá, tendremos que encontrar caminos para que nuestros productos sean más competitivos y puedan sostener su participación en los actuales mercados.

4.- La juventud Juan Pablo...¿Qué les aconsejas?

La juventud es el motor de México, los necesitamos. Necesitamos abrirles más espacios productivos, tenemos mucho talento que con disciplina y trabajo de su parte seguramente nos darán lo que requerimos para el éxito ante los retos que nos marca el siglo XXI. No podemos construir nuestro futuro viendo por el espejo retrovisor, requerimos ver hacia adelante, experimentar, atrevernos, trabajar con disciplina, mantener una actitud de aprender permanentemente para crecer con honestidad, esfuerzo, disciplina cotidiana, creatividad, generosidad también. Es una oportunidad en esta nueva época que los jóvenes nos lleven a romper paradigmas con responsabilidad y orden, y en 15 años seremos una nación dentro de las 7 primeras del mundo. Además podremos demostrar al mundo que se puede crecer en  la libertad económica incluyendo a los pobres, con responsabilidad social para erradicar la pobreza extrema y disminuir a la mitad la pobreza

5.- La familia, su importancia...

Es lo fundamental para cimentar en una persona los mejores valores humanos. Es donde se aprende a ser solidario, honesto, generoso. Donde se inspiran las convicciones de progreso, del esfuerzo, del respeto a los demás. Un país donde se promueva la familia y se viva en familia, es un país afortunado.

6.- Y de la mujer mexicana… ¿Qué debemos esperar?

La mujer es el centro de la familia, es valiosa como persona y fundamental para la sociedad. En mi experiencia es la gracia de dios para el complemento de nosotros los hombres. En el trabajo son disciplinadas, profesionales, dedicadas, talentosas y trabajan 24/7 en las mejores causas. En un país como el nuestro aún hay mucho que avanzar en la inclusión de género, en oportunidades equitativas para que las mujeres se desarrollen plenamente en todos los ámbitos de la sociedad y de la economía. México necesita todo el potencial y el talento de las mujeres para construir la nación del futuro.