Los verdaderos cuentos de hadas

¿Realmente todas estas historias en sus orígenes eran tal cual las podemos ver a día de hoy en los dibujos animados?

 

                                                       

Originalmente los cuentos infantiles fueron creados para dar a los niños valiosas lecciones sobre la vida. Y como la vida misma, no había censura respecto a lo que se debía aprender. Antes la vida era más cruel, la verdad era más cruda y las lecciones eran más despiadadas. Tal vez fue porque en aquel entonces la sociedad era más violenta, o porque un error de juicio podía costarte la vida en aquellos tiempos. Sangre, asesinatos, incesto y otros asuntos de vital importancia eran relatados a los niños de ese entonces.

 

Y es que no podemos olvidar que los verdaderos autores de estas narraciones estaban sumidos en plena literatura gótica, con elementos sobrenaturales y oscuros que, dada la época, no tenían ningún problema en aplicar a sus cuentos o novelas. Aunque en plena época de lo políticamente correcto sea difícil de asimilar, aunque así adulterasen los no siempre agradables conceptos de estas historias.

 

Ni Disney ni nuestros padres o abuelos nos contaron nunca estos cuentos. La adaptación realizada por Disney de muchas historias clásicas escritas por Andersen o los Hermanos Grimm, convirtiéndolas en largometrajes animados que elevan los conceptos de amor, humildad o generosidad ha edulcorado, de algún modo, las historias originales.

 

La Cenicienta

 

Cuento Original

Hay varios cuentos de Cenicienta en todo Europa... Disney ha adaptado casi 100% fielmente la de los hermanos Grimm. Sin embargo, también está el cuento italiano en el cual Cenicienta (Aquí llamada Zezolla) tiene 2 madrastras. La primera la trataba cruelmente, y Cenicienta siguiendo los consejos de su nodriza, la mata brutalmente rompiéndole el cuello.

Así su padre se casa con la ama de llaves. Esto resultó peor para Cenicienta ya que la nueva madrastra era igual de cruel, y además venía con hijas igual de crueles.

Según el relato original, las hermanastras tienen los pies muy grandes para encajarlos en el delicado escarpín. Una de ellas se corta el dedo gordo para poder calzárselo, y la otra hace lo propio con el talón. Pero dos palomas denuncian al príncipe el engaño, y le hacen notar las manchas de sangre en el calzado. En la iglesia, cuando se casan Cenicienta y el principe, esas mismas palomas arrancan los ojos a las hermanastras como castigo.

 

Blancanieves

En el cuento de los hermanos Grimm los enanitos colocan a Blancanieves, envenenada por la reina a través de una manzana, en un ataúd de cristal. Un buen día, un príncipe se topa con el cadáver y decide llevárselo consigo; el trotar del caballo hace que el trozo de manzana salga de la garganta de Blancanieves y acaban casándose. Durante la boda, le colocan unos zapatos de hierro ardiente a la reina y la hacen bailar hasta la muerte.

 

Hansel y Gretel 

En la versión más popular de la historia los niños queman a la bruja que los mantenía presos y huyen. Sin embargo, en una versión francesa anterior, el villano es un demonio que idea otra forma de asesinar a los niños: desangrarlos en un caballete de serrar. Los niños fingen no saber cómo subirse al caballete, por lo que la mujer del demonio hace una demostración; es entonces cuando los pequeños aprovechan para degollarla y escapar.

 

La bella durmiente

En la versión de Giambattista Basile, que se llamaba Sol,Luna y Talía, un príncipe pasa casualmente por la puerta del castillo y golpea la puerta. Como nadie contesta, decide escalar y entrar por la ventana. Cuando encuentra a la princesa y ve que no responde a sus llamados porque está inconsciente, la lleva hasta la cama y abusa sexualmente de ella, y se va. 

Nueve meses después, la joven se despierta tras dar a luz a mellizos. Entonces, reaparece el príncipe y se enamoran, aunque éste ya estaba casado con otra mujer. 

En respuesta al engaño, la esposa intenta matar a fuego lento a la bella y a sus hijos, para luego dárselos de comer al príncipe. Pero fracasa, y los enamorados terminan casados y felices.

 

El libro de la selva

En el libro escrito por Rudyard Kipling, el pueblo en el que se reinserta Mowgli no termina de aceptarlo por considerarlo brujo e inadaptado. El muchacho se ve obligado a huir de nuevo a la selva y su familia adoptiva es condenada a muerte. Mowgli pide entonces a Hathi el elefante que, debido al odio que les tiene, se vengue de los humanos arrasando el pueblo. Los lobos se hacen con el ganado y la pantera Bagheera aniquila los caballos. En seis meses, el territorio es devorado definitivamente por la selva.

  

 Pinocho

En la primera versión de Carlo Collodi Pinocho huye y la policía arresta a Gepetto acusándolo de abusos sexuales contra su marioneta. Cuando Pepito Grillo le aconseja a Pinocho, lo aplasta con un martillo y sigue haciendo travesuras, hasta que en un momento dado arranca de un mordisco una zarpa a un gato, por lo que el animal se venga más tarde ahorcando a la marioneta en un árbol. En una segunda versión, el propio autor cambió la historia incluyendo el célebre final en el que Pinocho se convierte en un niño.

  

La Sirenita

En la versión de Disney, la Sirenita es transformada en humana para que pueda casarse con el príncipe Eric en una boda fabulosa. Pero en la primera versión, de Hans Christian Andersen, la Sirenita ve cómo Eric se casa con otra mujer. Entonces, le ofrecen un cuchillo con el que apuñalarlo, pero ella decide lanzarse al mar y morir convertida en espuma.

 

Caperucita Roja 

La versión original de Charles Perrault es tan sencilla como demoledora. El lobo le da indicaciones falsas a Caperucita Roja, que se pierde y acaba siendo devorada. Fin. La abuela y el leñador se añadirían en versiones posteriores.

 

Ricitos de oro y los tres osos

 

En el cuento original (que data de 1837) hay dos posibles variantes. En la primera, los osos encuentran a Ricitos, la despedazan y se la comen. En la segunda, Ricitos es en realidad una vieja bruja, quien (como en la versión rebajada) se escapa por la ventana al ver a los osos. La historia termina contando que ella se rompió el cuello al caer

 

Rapunzel:

Rapunzel, la joven fue entregada a una bruja por sus propios padres a cambio de alimento. la bruja la mantuvo encerrada en una torre, aislada, hasta que un príncipe la oyó cantar y comenzó a visitarla todas las noches, escalando la torre gracias a la larga trenza de la muchacha y hacian el amor. el resultado de esas visitas fue que rapunzel quedó embarazada de gemelos.

  

¿Conoces algún otro final trágico en las versiones primeras de los cuentos de hadas?

 

 Con el paso del tiempo, los cuentos han ido evolucionando conforme iba cambiando la sociedad. En un principio, estos relatos tenían un alto contenido de violencia, sexo y perversiones que estaban claramente destinados a la lectura del público adulto aunque según fueran para niños.

 

Y que bueno que estos cuentos evolucionaron ya que ejercen una función liberadora y formativa para la mentalidad infantil y la dotan de apoyo moral y emocional.

 

Al identificarse con los mismos personajes de los cuentos, los niños comienzan a experimentar por ellos mismos sentimientos de justicia, fidelidad, amor, valentía, no como lecciones impuestas, si no como uno gozoso descubrimiento, como parte orgánica de la aventura de vivir.

 

Esperamos que haya sido de su interes

 

 

 REVISTA IMAGEN GENTE Y ESTILO

 

Fuente: varias páginas en la web